A pie de calle

La búsqueda de la armonía de la vida coloca al ser humano en el centro de todo: en comunidad y en comunión respetuosa con la naturaleza. Somos únicos e irrepetibles. Nuestro ser y vivir personales están llamados a aportar a la sociedad, a la historia, lo mejor de cada uno. La historia nos enseña que la gente normal, nosotros, el pueblo, es quien más puede hacer por un progreso real y duradero. Para descubrir que es así, entremos dentro de nosotros mismos, cultivemos valores auténticos y miremos a nuestro alrededor con ojos limpios y esperanzados. Se trata de que nuestra aportación a la comunidad sea positiva. A pie de calle. En lo sencillo de cada día.

Indiferencia o esperanza

Hay muchas personas que sienten y ven absolutamente necesario un nuevo modo de vivir, un nuevo estilo de relación con la naturaleza, una economía cuyo centro s...

Sin fin

Como todos, yo no sé si de esta situación de pandemia vamos a salir mejores, peores o todo seguirá igual. Como personas, como sociedad, como Iglesia. En esto v...

Construir

Tres meses del estado de alarma nos han dado la oportunidad de pensar y reflexionar sobre la realidad y el sentido de la vida personal y social. Estas reflexi...

Una realidad «nueva»

Una pregunta que, desde el comienzo de la pandemia, muchos -creo que todos- nos hacemos es, más o menos, la siguiente: ¿aprenderemos algo de esta situación? ¿v...

Sin ancianos no hay futuro

Da la impresión, a medida que avanzamos en las fases de la desescalada ante la pandemia, que vamos olvidando que el covid19 se cebó y se ceba de modo especial ...

No perder la dignidad

Los medios de comunicación social “nos hacen ver esas filas largas, largas, de personas que esperan una bolsa de alimentos a las puertas de Cruz Roja, de Cárit...

Encomendados el uno al otro

La Pontifica Academia para la Vida, organismo de la Santa Sede, publicó el pasado 30 de marzo un interesante y profundo documento titulado “Pandemia y fraterni...

¿Tiempo propicio?

Pecando de erudito -pido perdón por ello-, los cristianos que reflexionan, desde la fe, sobre lo que sucede en el mundo emplean dos palabras, dos conceptos ref...