Alejandro González-Varas Ibáñez

Fin de curso on-line

Ya se acerca el fin de este extraño curso que ha puesto a prueba la capacidad de reacción de todos. Ha afectado a diferentes ámbitos, entre ellos el educativo. De la noche a la mañana cerraron escuelas y universidades, y por un tiempo seguramente ma...

Una Anunciación en cuarentena

Hablar en estos días del coronavirus y la cuarentena, no tiene nada de original. El asunto es grave y es lógico que la tengamos constantemente presente. Esto no evita que se puedan hacer varias interpretaciones de esta situación, pues los signos de l...

La bandera europea y la Inmaculada

Se trata de otra curiosidad de la Historia (o de la Providencia) que es oportuna recordar en estas fechas. ¿Se habían imaginado que la Bandera europea podía tener alguna relación con la Inmaculada concepción? Probablemente no sea una cuestión que hay...

No llevéis nada para el camino

Parece una locura ¿verdad? Emprender un camino sin bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco llevemos túnica de repuesto, tal como proclama el Evangelio de hoy. Desde luego que no parece apto para nuestros días, pero ¿no seremos nosotros, en nuest...

Nos falta una capilla

¿Dónde está la capilla del hospital materno-infantil del Miguel Servet de Zaragoza? Quien acuda a la cuarta planta a misa, a rezar un rato, o hacer una visita al Santísimo, se encontrará que ya no hay lugar habilitado para ello. Ahora tenemos un espa...

La deseada unidad de los cristianos

Estamos en pleno octavario de oración por la unidad de los cristianos. Qué inmensa alegría sería ver a todos los creyentes en Cristo reunidos en un mismo rebaño con un mismo Pastor y comulgando un mismo Cuerpo, en una Iglesia grande en la que cabemos...
Alejandro González-Varas Ibáñez

Alejandro González-Varas Ibáñez

Profesor Titular de Universidad

Alejandro González-Varas es Profesor Titular en la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza. Se licenció en la Universidad de León, ciudad en la que nació y vivió hasta el año 2000. Posteriormente se trasladó como becario a la Universidad de Vigo, donde se doctoró. También ha sido becario del Real colegio de España en Bolonia, lo que le permitió acceder al título de Doctor en Derecho por esa universidad. Luego se trasladó a la Complutense de Madrid. Desde 2007 vive en Zaragoza. Está casado y es padre de tres hijos.