‘Sembradores de estrellas’ y ‘La Luz de la Paz de Belén’ son dos iniciativas de una asentada tradición. La primera, de Obras Misionales Pontificias, comenzó hace 40 años y la segunda, de los Scouts austriacos, hace 32. Ambas remarcan el papel protagonista de los niños como mensajeros de la Buena Nueva.

Ser ‘Sembradores de Estrellas’ es mucho más que una forma bonita de pasar un buen rato juntos. Es experimentar la ternura que Dios siente por nosotros. Es darse cuenta que “Jesús nace para todos” y nos invita a compartir con todos la alegría de la Navidad.

Los ‘Sembradores de Estrellas’ salen por las calles para llevar el mensaje de amor de Jesús y felicitar la Navidad en nombre de los misioneros. La misión es algo que se comparte, por eso los Sembradores de Estrellas se convierten en auténticos misioneros. De ahí que sea fundamental una preparación que ayude a los niños a comprender y a transmitir el significado de lo que van a hacer.

El jesuíta Xavier Ilundain ideó hace 40 años esta iniciativa ayudado por sor Carmela Suances, fundadora de Cristianos sin Fronteras. En el primer año, se hicieron 300.000 estrellas, y se convocaron a todos los colegios de la diócesis de Madrid. “Me empecé a reunir con delegados de los colegios, incluso les escenificaba cómo había que hacerlo”. La idea era que los niños salieran a la calle en vísperas de la Navidad con estrellas adhesivas, y que las pegaran en las solapas de los abrigos de la gente, de una forma gratuita, para darles las gracias y felicitarles la Navidad de parte de los misioneros.

La luz de Belén

El proyecto es una iniciativa de Scouts y Guías de Austria que, con la colaboración de Scouts de diferentes países de Europa y otros continentes, reparten la ‘Luz de la Paz’ encendida cada año por un niño o niña austriaco en la cueva del Nacimiento de Jesús en Belén.

Posteriormente, los Scouts y las Guías la distribuyen por parroquias, hogares particulares, hospitales, residencias de ancianos, prisiones y otras asociaciones de sus respectivos pueblos y ciudades.

Este año, que tiene por lema “Vosotros sois la luz del mundo” (Mt 5,14), la ‘Luz de la Paz de Belén’ llega a Castellón el fin de semana del 14 y 15 de diciembre. Desde allí partirán numerosas delegaciones para distribuirla por todos los rincones de España.

En Zaragoza ambas campañas se unifican por primera vez este año en un solo acto el próximo 21 de diciembre, a las 17.00 horas, en la iglesia parroquial de Santa María, situada en Avenida de la Ilustración, 8. A partir de esta hora se celebrará el ‘Envío de los Sembradores’ y el reparto de la ‘Luz de La Paz’.