El Museo Diocesano de Barbastro-Monzón ha reabierto hoy sus instalaciones tras la actualización de su discurso museográfico con la incorporación de 66 obras de arte de las parroquias aragonesas que estaban en depósito en Lérida. De esta manera se completa el proyecto expositivo original del Museo que, cuando se inauguró el 15 de diciembre de 2010, lo hizo con los espacios para esas piezas señalizados. Lo ha recordado el obispo, Ángel Pérez, en un día de “gratitud y celebración, de homenaje sincero a todos y cada uno de los que han hecho posible este milagro. Esta muestra pone de manifiesto que, cuando se va con la verdad por delante y se trabaja con profesionalidad, tesón y altura de miras, los imposibles también se dan.”

A partir de mañana miércoles el público puede ya visitar una colección completamente representativa de la integridad de las seis comarcas diocesanas, de su historia, arte, territorio y devoción. El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha destacado que la muestra es “un acto de justicia” en un sentido amplio y ha resaltado la contribución del Museo para que “la historia y la cultura se vean enriquecidas y nuestro orgullo como aragoneses se vea refrendado”.

La representatividad diocesana y la calidad artística han sido los principales criterios que se han tenido en cuenta a la hora de seleccionar las 66 obras expuestas. De estas, 47 se incorporan a la colección permanente, que se enriquece con 22 bienes de interés cultural. El resto, 19, se han instalado en la sala de temporales, un espacio en el que a lo largo del tiempo irán rotando todas las obras que estén en condiciones de poder ser exhibidas. Con su actualización, EL Museo se convierte en uno de los referentes aragoneses de pintura gótica, pero también de identidad aragonesa.

Refrenda, además, su carácter de motor cultural, liderando el proyecto de Diócesis Itinerarte que toma todo el territorio y su patrimonio como un gran museo al aire libre. En este sentido, el obispo, que ha nombrado cada una de las 43 parroquias de procedencia de las 111 obras recuperadas, ha vuelto a subrayar que la “Diócesis de Barbastro-Monzón sigue con su mano tendida para colaborar en proyectos culturales, artísticos, religiosos y económicos entre comunidades hermanas.”

Cabe destacar que el Museo de Barbastro-Monzón ha mantenido su actividad habitual y ha seguido programando actividades durante el tiempo en el que, a su trabajo habitual, se ha añadido el necesario para esta nueva musealización. Se han desarrollado los actos ligados a su décimo aniversario, como la exposición de Isabel Guerra o -aún en marcha- la muestra temporal de un óleo del taller de Velázquez, así como el XI Ciclo del Románico, con los mayores especialistas españoles en la materia.