En la noche del pasado sábado, día de Nochebuena, una o varias personas entraron en la capilla del Hospital de Barbastro y profanaron su sagrario, tirando las Sagradas Formas. La capilla del Hospital permanece abierta día y noche, por deseo expreso de los capellanes, en respuesta a las peticiones de enfermos y familiares. Ante estos lamentables hechos:

  1. El Obispado de Barbastro-Monzón quiere manifestar su tristeza, consternación y condena a estas actuaciones, que han sido denunciadas y están siendo investigadas por la Guardia Civil.
  2. El Obispado quiere respaldar de forma explícita el servicio abnegado y la presencia sanadora de los capellanes hospitalarios, con quienes de forma regular el obispo diocesano visita a los enfermos. Esa misma tarde lo había hecho para felicitar la Navidad a los ingresados.
  3. El Obispado agradece las numerosas muestras de apoyo recibidas y anuncia la celebración de un acto de desagravio, que presidirá el Obispo, con el deseo de reparar esta acción sacrílega. Próximamente se concretará fecha y lugar.