La parroquia de Cedrillas organiza una mesa redonda para apoyar a los refugiados de Calais

La parroquia de Cedrillas organiza una Mesa redonda con la «Asociación L’Auberge des Migrants», como campaña apoyo a los refugiados que quieren hacer el viaje en barco de Calais a Dunkerque. Esta mesa se celebrará en el Salón de Actos de Cáritas (Calle Hartzenbusch, 9), a las 19 horas del 3 de enero de 2024, con la participación de Ana Catalán Soriano (L’Auberge des Migrants), Antonio Martínez (Párroco de Cedrillas) y Sergi Cámara (Fotoperiodista).

«Los refugiados son personas como tú y como yo. Hay muchas razones para acoger con la máxima generosidad a los centenares de miles de personas que buscan asilo en  Europa».

En unas semanas, entre el 17 de febrero y el 2 de marzo se realizará, en colaboración con la asociación L’Auberge des Migrants un nuevo viaje a Calais retomando el que organizamos en agosto de 2016, justo unos días antes del desmantelamiento violento del campamento conocido como La Jungla, en el que vivían unas 10.000 personas, incluidos centenares de niños y niñas.

Durante las semanas o los meses y, a veces, los años de espera en Calais para pasar al Reino Unido, las personas migrantes no tienen más remedio que instalar sus tiendas y las lonas que les sirven de refugio en los bosques, bajo puentes, terrenos baldíos y otros lugares aislados de los que son desalojados cada 48 horas. La crisis humanitaria, es dramática y permanente en este lugar, siendo algo poco conocido para los ciudadanos europeos.

Calais es la ciudad de Francia en la que se agrupan un número muy importante de refugiados, asiáticos y africanos, personas que intentan superar el Canal de la Mancha, jugándose la vida directamente en lanchas, u ocultándose en los trenes y barcos que utilizan la infraestructura que hay en este punto, buscando la conexión con la ciudad inglesa de Dover.

Con esta campaña, con la que se apoyará a la pequeña organización local «L’Auberge des migrants (El albergue de los migrantes)» y con la que ya hemos trabajado anteriormente, apoyaremos en la compra del material (alimentos, sacos de dormir, tiendas de campaña, toldos, leña…) que ellos mismos nos indicarán una vez lleguemos al norte de Francia. Con ello, únicamente intentaremos suavizar la dureza de su día a día, en un momento tan dramático como el que viven.