La diócesis de Tarazona colaborará con Manos Unidas en un proyecto para formar a mujeres en India

La diócesis de Tarazona colaborará con Manos Unidas este año en un proyecto destinado a la formación de mujeres adolescentes y a la mejora de condiciones de vida de viudas marginadas en la región tribal de Malkapuren, en el estado de Masharashtra, al oeste de la India, para el que es necesario recaudar 31.618 euros.

El objetivo del proyecto es adecentar las instalaciones educativas y sanitarias de un dispensario que atiende a 8.000 personas. Estas mismas dependencias albergan un internado que acoge a 120 jóvenes a las que se les da formación en un taller de costura para que, de esta manera, puedan ganarse la vida en un futuro.

El proyecto se dio a conocer ayer en la presentación de la LX Campaña contra el Hambre 2019 de Manos Unidas en Tarazona. Este año la organización comienza un trienio que bajo el lema “Creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas” se va a centrar en los Derechos Humanos.

La  campaña de este año, con la que la organización católica cumple 60 años de vida, tiene como protagonista  a mujer y quiere visibilizar las condiciones de vida de las mujeres en los países no desarrollados. De ahí que se haya elegido como título “La mujer del siglo XXI. Ni independiente, ni segura, ni con voz”.

En la presentación de ayer intervinieron el obispo de la diócesis de Tarazona, Mons. Eusebio Hernández Sola; el vicario general, Javier Bernal; la delegada diocesana de Manos Unidas, Isabel Uriol;  la responsable comarcal, Rosa Larraz; y la invitada, Diana Marcela Torres Vergara, trabajadora del Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, quien relató el trabajo que hace esta organización, con la que colabora Manos Unidas, con víctimas del conflicto armado colombiano y con los desplazados venezolanos.

La presentación se llevará a cabo hoy en Calatayud en el Salón de Actos del Ayuntamiento a las 20 horas.