Illlueca reconoce la labor del sacerdote, D. Justo García Ruiz, dedicándole una plaza

Illueca celebró ayer un acto muy especial para rendir un homenaje a D. Justo García Ruiz, párroco de la localidad durante 54 años. Un acto que consistió en la dedicación de una plaza al sacerdote, fallecido el año pasado, por iniciativa del ayuntamiento illuecano.

El acto comenzó con un momento de oración por el alma de D. Justo, presidido por nuestro obispo Mons. Vicente Rebollo, acompañado por el Vicario General de la diócesis, D. Javier Bernal. Asistió también D. Javier Vicente Sanz, Prior de la Basílica del Santo Sepulcro, quien compartió con D. Justo 9 años en el arciprestazgo del Bajo Jalón, y que le recordó de manera cariñosa realizando un semblante lleno de anécdotas vividas en esos años.


El alcalde de Illueca, D. José Javier Vicente Inés, también compartió su experiencia como feligrés de la parroquia y leyó el documento de autorización para dicho homenaje. Después, entregó un ramo de flores a Dña. Araceli García, hermana de Don Justo, que estuvo al cuidado de él durante todos estos años y que se sintió muy halagada por el homenaje rendido a su hermano, al igual que sus sobrinos y familiares, que vivieron este acontecimiento de manera muy especial.

D. Vicente, como obispo de la diócesis, agradeció a la localidad de Illueca el reconocimiento a D. Justo y subrayó la importancia de que un pueblo vea en el sacerdote a un amigo, un vecino y un fiel acompañante espiritual. Igualmente le dio las gracias a su hermana Araceli, por las atenciones hacia D. Justo, que redundaron en servicio también a la parroquia de Illueca. El prelado resumió la vida de D. Justo, como «toda una vida sacerdotal para el pueblo de Illueca».
Después, el obispo de Tarazona bendijo la recién estrenada capilla de la Medalla Milagrosa, que servirá para la misa semanal, llevando el Santísimo en procesión.

El acto terminó en la plaza dedicada a D. Justo, que a partir de ahora se llama Plaza de la Iglesia, Don Justo García Ruiz, Párroco 1964-2018. Aquí hubo una actuación del grupo jotero de la localidad, que cantó una jota en honor a D. Justo, y otra de la banda municipal.