El obispo inicia el próximo domingo la visita pastoral al Arciprestazgo de Tarazona

El próximo domingo, 13 de enero, tendrá lugar la eucaristía de apertura de la visita pastoral que realizará el obispo de la diócesis, Mons. Eusebio Hernández Sola, por el Arciprestazgo de Tarazona. La misa será a las 19 horas en la S.I Catedral de Tarazona.

La visita pastoral, que durará hasta finales de febrero, llevará a D. Eusebio por los diferentes pueblos que componen el Arciprestazgo y le permitirá conocer la realidad social, económica y pastoral de cada uno de ellos.

Además, visitará instituciones, organismos, asociaciones de vecinos, colegios y administraciones públicas.

Para Mons. Eusebio Hernández Sola la visita pastoral “es una oportunidad para conocer la realidad  del Arciprestazgo” y también una manera de “animar a todos a que vivamos nuestra vida cristiana con un mayor compromiso y con alegría”.

El obispo cree que esta visita es una forma de agradecimiento a todos, de manera especial a los sacerdotes, “que son los que dedican su vida y tiempo a estar en las distintas comunidades, que dan lo mejor de si mismos” y son, además, quienes conocen de primera mano los problemas y situaciones de las personas. Y “también a los laicos y religiosos, a aquellos que participan y viven la vida pastoral de una forma especial”.

LA VISITA PASTORAL

La visita pastoral es la que hace el obispo a su diócesis: un instrumento jurídico y pastoral que le permite, de modo particularmente directo, conocer la propia jurisdicción para gobernarla con eficacia, con la finalidad de conservar la fe, la doctrina, las buenas costumbres y fomentar la evangelización.

Están sujetos a la visita episcopal ordinaria las personas (sacerdotes, laicos, asociaciones, etc.), instituciones católicas (escuelas, centros de caridad, etc.), cosas (bienes, archivos, imágenes, etc.), y los lugares sagrados (iglesias, cementerios, etc.) que se encuentran en el ámbito de la diócesis.

El obispo tiene la obligación de visitar la diócesis cada año total o parcialmente, de modo que al menos cada cinco años visite la diócesis entera.