El obispo de Tarazona presidirá la eucaristía en honor a San Juan de Dios en Granada

El obispo de Tarazona, Mons. Eusebio Hernández Sola, presidirá esta tarde la solemne eucaristía en honor al copatrón de la ciudad de Granada, San Juan de Dios. D. Eusebio se encuentra en la ciudad andaluza desde el domingo, 6 de marzo, donde está participando en la Novena que comenzó el pasado 28 de febrero en la Basílica de San Juan de Dios y que finalizó ayer lunes.

La Basílica está abierta hoy desde las 8.30 de la mañana para la primera eucaristía y permanecerá abierta hasta la tarde. A las 10.30 habrá otra misa con las autoridades civiles de Granada y su cuerpo de bomberos. Ya por la tarde, a las 20 horas se celebrará la eucaristía que estará presidida por el obispo de Tarazona, Mons. Eusebio Hernández Sola y que contará con los cantos del coro de la Basílica de San Juan de Dios. Es tradición que la Orden de San Juan de Dios saque en procesión la talla del santo por las calles de Granada, pero este año, como los dos anteriores, no se va a realizar debido a la pandemia.

D. Eusebio en la eucaristía de ayer en la Basílica de San Juan de Dios de Granada

SAN JUAN DE DIOS
San Juan de Dios nació y murió el mismo día, 8 de marzo, día en el que se celebra su memoria litúrgica. Hasta esa fecha, la Basílica de San Juan de Dios comienza el rezo de la Novena desde el 28 de febrero. Una oración que predica el rector de la Basílica, fray Juan José Hernández, y que comienza cada día a las 19:30 horas. Este año el obispo de Tarazona, Mons. Eusebio Hernández, ha acudido a la Archidiócesis de Granada para completar la predicación de los últimos días de la Novena.

Hace siglos un librero portugués, Joao Cidade Duarte, escuchó predicar a San Juan de Ávila en una ermita granadina y quedó conmocionado. Vagando como un loco por las calles de la ciudad, lo ingresaron en el Hospital Real. Su locura era debida a la fascinación por Jesucristo, a quien este santo amó especialmente en los pobres y enfermos de Granada. San Juan de Dios, fundandor de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, es el patrón de los hospitales, enfermos, enfermeros, bomberos, alcohólicos y vendedores de libros.