El Arzobispo de Zaragoza “envía” a los catequistas a transmitir la fe por toda la diócesis

El domingo, 7 de octubre, en la Parroquia San José Artesano tuvo lugar el envío de los catequistas de las comunidades de la ciudad de Zaragoza. Celebración festiva que supone el arranque de la actividad catequética en nuestra ciudad.

Nuestro Arzobispo, D. Vicente nos dio oficialmente el encargo, la misión, de transmitir la fe de la Iglesia a niños, jóvenes y adultos, entregándonos como signo el nuevo Directorio, que poco a poco iremos aplicando a nuestras catequesis en toda la diócesis.

El cartel con el lema de este curso: Alegraos siempre en el Señor, os lo repito, alegraos, junto al altar, quiere recordarnos nuestra vocación a la santidad que el papa Francisco nos propone en su carta Alegraos y regocijaos, que trabajaremos este curso en las Escuelas junto con el Directorio.

El signo que el Sr. Arzobispo entregó a cada catequista enviado fue precisamente nuevo Directorio que cada catequista debe conocer y aplicar a la catequesis de iniciación cristiana de sus comunidades.

Un “despertador”, que nos recuerda la urgencia de trabajar la etapa del “despertar a la fe” en nuestras parroquias,  fue el testigo que la comunidad de la Parroquia de San José Artesano entregó a la de San Valero, en la que celebraremos el envío del próximo curso.

Desde la Delegación de Catequesis queremos agradecer a la comunidad parroquial de San José Artesano su cordial acogida y el esfuerzo en la preparación de la celebración. Para todos los catequistas, nuestro deseo de que el nuevo Directorio sea brújula que oriente la catequesis en nuestra diócesis para poder responder a nuestra tarea evangelizadora.