En la tarde de ayer, día 4 de febrero de 2019, a las 20.00 horas, falleció el sacerdote diocesano don Arcadio Valero Plumed, a la edad de 87 años.

Don Arcadio había nacido en Fuentes Claras (Teruel) el día 17 de octubre de 1931 y fue ordenado sacerdote en Zaragoza, al servicio de esta archidiócesis, el día 30 de mayo de 1954.

Su primer destino fue la parroquia de Minas de Ojos Negros (Teruel), donde se caracterizó por un importante apostolado obrero, implantando la JOC. Regiendo esta parroquia, se aplicó el decreto Caesaraugustanae et aliarum, por el cual don Arcadio pasó a servir a la diócesis de Teruel. Posteriormente, de 1962 a 1970, marchó de misionero a Perú, a la prelatura de Yauyos.

A su vuelta, se reintegró a la archidiócesis de Zaragoza. Sus encargos pastorales a partir de entonces fueron: coadjutor de la Coronación de la Virgen (1970-1973); director espiritual de la Sección Filial 1 del Instituto Goya, profesor de Religión de la Filial 3 del Miguel Servet y del colegio Montearagón; director Espiritual del Colegio Montearagón (1973); adscrito a la parroquia de Santiago el Mayor (1983); adscrito a la parroquia de San Pedro Arbués (1988); adscrito a la parroquia de Santiago el Mayor (1990). En 1995, asumió también la capellanía del Colegio Montearagón.

Don Arcadio, miembro de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, destacó por su trabajo por la fraternidad de los sacerdotes, así como por la promoción de todas las vocaciones. En este sentido, creó la Asociación de Monaguillos de Aragón.

Su capilla ardiente está instalada en el velatorio 7 del Tanatorio Centro (Camino de las Torres, 73) y la misa exequial se celebrará mañana, miércoles 6 de febrero, a las 11.30 horas, en la iglesia parroquial de Santiago, el Mayor. Sus restos mortales recibirán cristiana sepultura en el cementerio de Fuentes Claras (Teruel).

Descanse en paz, Arcadio Valero.