Este jueves 7 de diciembre se ha cantado el Tota Pulchra en la catedral de Huesca, una celebración presidida por el administrador diocesano, don Julián Ruiz Martorell, con asistencia del Cabildo Catedral, corporación municipal y claustro de profesores del instituto Ramón y Cajal, heredero de la antigua Universidad Sertoriana de Huesca. Contó con el coro de la capilla de música de la santa iglesia catedral de Huesca y una orquesta de músicos de Huesca unidos para este acontecimiento. Dirigía José Vicente Pardo Bellido, profesor de orquesta y coro del conservatorio de Huesca y cantó Marina Lansac.

GALERÍA DE IMÁGENES

Los oscenses celebran el oficio de vigilia de la Inmaculada Concepción de María todos los 7 de diciembre desde el voto realizado por las instituciones de la época en 1450 a causa de una epidemia de peste que asoló la ciudad. Un coro y una orquesta interpretan algunos himnos litúrgicos, entre ellos el ‘Tota Pulchra es, María’.

Comenzó con la recepción del concejo y los herederos de la Universidad Sertoriana en la puerta de la catedral; procesión claustral con el canto del ‘Ave Maris Stella’; oración, salmo, aleluya, evangelio; palabras del administrador diocesano; preces; canto del Tota Pulchra; oración; Salve de Hilarión Eslava a cuatro voces y orquesta y, por último, procesión claustral del regreso a la sacristía.