Alrededor de 300 personas se unieron el pasado día 24 en la Plaza de España de Binéfar a la XXIV edición de la Oración Interreligiosa por la Paz, promovida por la Agrupación San Jorge de Scouts Católicos d’ Aragón MSC. Los binefarenses José Antonio Adell y María Jesús Lamora redactaron y leyeron el Manifiesto por la Paz, en un acto en el que participaron la Iglesia Evangélica Bautista de Binéfar con su pastora Blandina Ronsano, la Iglesia Católica de Binéfar con el arcipreste de Cinca Medio-Litera y moderador de la unidad pastoral de Binéfar, José Antonio Castán, y la Comunidad Islámica binefarense, con Hagi Boulay como representante.

Manifiesto por la Paz 2023
Que algún día llegue la PAZ
Que algún día llegue la PAZ al mundo
y los pobladores de este planeta no sientan miedo,
una paz que remueva conciencias,
que nos haga mejores,
que nos solidarice con los pueblos oprimidos
que acerque creencias, ideologías y pensamientos diversos.
Una PAZ que entierre para siempre las armas.
Una PAZ que apague las guerra en Gaza, Ucrania, Sudán, Yemén,
Siria, Congo, Etiopía, Myamar, Malí, Somalia, Sudán del Sur, Camerún,
República Centroafricana, Mozambique, Nigeria y otros lugares del
mundo.
Que esa PAZ sea como un viento huracanado que aleje de
nosotros las beligerancias, las hostilidades, y el odio.
Que esa PAZ penetre en nuestros hogares y en nuestras
relaciones con los vecinos. Que llegue a pueblos y ciudades. Que el
diálogo y el consenso marquen nuestras relaciones, nunca el
enfrentamiento y el rencor.
Que esa PAZ inunde la tierra y trabajemos por un mundo
donde podamos vivir todos, sin exclusiones: un mundo sin hambre,
un mundo sin torturas, un mundo sin ataques a la dignidad humana,
un mundo donde reduzcamos nuestra huella ecológica y donde la
tierra también recupere su armonía.
Que algún día llegue la PAZ y se reduzcan los conflictos
personales, familiares, sociales, políticos o universales.
Que esa PAZ cree un mundo nuevo donde todos podamos
convivir sin injusticias, sin racismos, sin exclusiones.
Que algún día llegue la PAZ y sepamos impregnar nuestros
corazones de armonía y concordia que supere siglos de guerras,
desastres y ataques entre los seres humanos.
José Antonio ADELL y María Jesús LAMORA. Binéfar, Luz de la Paz de Belén, 2023


Oración Interreligiosa por la paz, Iglesia Católica
Hay un cuento del escritor Medardo Fraile, ya difunto, en el que el protagonista se llama Yeyo Pumba. Un crío curioso, listo, reflexivo, “buena gente”.
Un día le preguntaron: ¿qué quieres ser de mayor? ¿Abogado, ingeniero, militar, profesor, farmacéutico…? Qué?
Él dijo: Yo quiero ser pacificador.
Le contestaron: Qué carrera tan rara! No existe, nadie la estudia.
Pues yo seré el primero, contestó. Y escribiré libros para que muchos estudien esa carrera…
Lo aseguró con tanta firmeza , tan resuelto, que nadie se atrevió a replicarle. Sólo su padre, con cierta emoción, dijo: los ingenieros hacen puentes, puertos; montan industrias… Los arquitectos casas… Los pacificadores qué van a hacer?
El contestó muy convencido: Verás… conseguirán que las cabezas de los hombres sean más claras, los corazones más grandes, los bolsillos más pequeños…
Qué sabio Yeyo Pumba. Nuestro mundo ciertamente necesita pacificadores. Hombres y mujeres que utilicen los grandes avances técnicos no para matar más en las guerras sino para tener más medios para el desarrollo; Que utilicen la inteligencia propia y la inteligencia artificial para mejorar la vida de las personas. Que vean al otro no como un enemigo, ni siquiera como un rival, sino como alguien con el que cada día debo recorrer el camino con la mirada puesta en un horizonte de fraternidad. Eso nos toca hacerlo a ti y a mi.
Ojalá que todos seamos Yeyo Pumba!!!
José Antonio Castán Ballarín, moderado de la Unidad Pastoral de la Iglesia Católica de Binéfar

Oración interreligiosa por la paz, Comunidad Musulmana
Hola, buenas tardes a todos y a todas.
En pleno siglo XXI, creo y todos creemos que ya es hora de buscar la PAZ en el mundo,
Porque todos somos seres humanos, seamos negros, blancos, asiáticos…
Debemos empezar a respetarnos entre todos, a respetarnos sea cual sea nuestra religión,
Sea la religión musulmana, cristiana, judía… porque se de cualquier religión o país no te hace ser ni más ni menos, ni buena o mala persona.
Tenemos a países en guerras. Como por ejemplo Palestina, Congo etc…
Son niños que están muriendo cada día, niños sin la oportunidad de ser alguien en la vida, sin la oportunidad de tener una infancia digna.
Creo que nadie quiere un mundo lleno de odio, creo que debemos unirnos y ayudarnos a nosotros mismos a respetarnos y a querernos, unirnos a ayudar a los países que están en guerra.
FREE PALESTINA FREE SIRIA FREE CONGO FREE UCRANIA
TODOS UNIDOS SOMOS MÁS FUERTES.
Por eso pedimos a Alá por esa Paz en el Mundo.
Muhamadou Drammeh, Representante de la Comunidad Musulmana de Binéfar

Oración interreligiosa por la paz, Iglesia Evangélica Bautista
En esta noche queremos que nos acompañen las palabras bíblicas del Salmo 85:10, “la misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron”.
¡Qué extrañas suenan estas palabras en esta época que nos toca vivir! Parecen palabras para otro mundo en el que nosotros no habitamos.
Triste realidad la que vivimos, pues no podemos parar ni la violencia ni el terror, pero… los aquí reunidos en esta noche especial, aquellos que creemos y celebramos el nacimiento del niño Jesús, venimos con una oración:
“Señor, que, a pesar de todo, en contra de los peores augurios, los cristianos seamos buscadores de paz en esta Navidad, que sepamos trabajar para ir creando en el mundo una cultura de paz y amor hasta el punto de que los últimos, los sufrientes, los apaleados de la historia puedan pasar a ser los primeros. Que no perdamos visión a pesar del ruido de los misiles o de las bombas. Que trabajemos todos para que la justicia y la paz se besen. Que éste sea nuestro más fuerte deseo navideño. Que esta Navidad la paz alcance a las mujeres abusadas, a las injustamente tratadas, a esos niños afectados, para que la mano de justicia y de práctica de misericordia se mueva siempre ofreciendo esa paz que se consigue cuando hay justicia. Queremos confiar en Ti, Señor. Que ocurra algo positivo en esta Nochebuena. Que la canción navideña “Noche de paz” suene en todos los confines de la tierra reclamando el abrazo entre los humanos, sin distinción económica, ni de razas, ni de lenguas, ni de color. Bendice, Señor a nuestras autoridades de Binéfar, tanto municipales como eclesiásticas. Que se produzca un abrazo humanitario en torno a
la paz. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén”. ¡Feliz Navidad!
Blandina Ronsano Obradors, Pastora de la Iglesia Evangélica Bautista de Binéfar