Tras la unidad deseada por Cristo

El pasado 30 de mayo, la Casa de la Iglesia de Zaragoza acogió un encuentro presidido por D. Vicente Jiménez, arzobispo emérito y administrador apostólico de Huesca y Jaca, en el que participaron representantes de todas las diócesis aragonesas en el ámbito del Ecumenismo y del Diálogo Interreligioso.

Tras la presentación de las diversas realidades en torno a esta temática, se acordó mejorar la comunicación y la colaboración entre las diferentes Iglesias locales, todas ellas confrontadas a una creciente diversidad pluricultural y multirreligiosa que precisa ser gestionada adecuadamente desde la perspectiva desde los diferentes documentos conciliares: Decreto “Unitatis redintegratio” (sobre Ecumenismo), Declaración “Dignitatis humanae” (sobre la libertad religiosa) y Declaración “Nostra aetate” (sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas). 

Como ayuda indispensable para el trabajo transversal de la pastoral en el diálogo interreligioso y en el movimiento ecuménico se cuenta con el “Directorio para la aplicación de los principios y normas sobre el ecumenismo” y Vademécum “El Obispo y la Unidad de los Cristianos”.

También se acordó retomar la reflexión, la coordinación y la acción coordinada en el próximo año pastoral que, además, estará marcado por la conmemoración del 1700º aniversario del primer Concilio de Nicea (325), referente obligado para todas las Confesiones cristianas de la Iglesia indivisa y unida en torno a Cristo.