Samitier es una pequeña localidad del arciprestazgo de Sobrarbe-Ribagorza, perteneciente a municipio de La Fueva. Allí nació sor Rosario Fumanal, cuyo testimonio misionero compartimos hoy.

«Un saludo a mi querida Diócesis de Barbastro. Soy Rosario Fumanal, religiosa de Jesús-María. Soy de Samitier. Llegué a Africa, Guinea Ecuatorial, en 1993. Ahora estoy en Yaunde, capital de Camerún. Trabajo en un barrio de la periferia en un colegio nuestro de secundaria de 1700 alumnos. Los jóvenes son magníficos, se portan muy bien en general y tienen muchas ganas de estudiar, lo que facilita mucho el trabajo. Todo el personal es camerunés, excepto yo, y están muy bien formados. Nuestro carisma es «Hacer conocer y amar a Jesús y a María a través de la educación de niños y jóvenes, con preferencia por los más necesitados.»