Esta iniciativa, que nace de la Comisión de Rectores de los seminarios de Aragón, busca que en nuestras comunidades cristianas se haga una oración especial por las vocaciones sacerdotales cada primer domingo de mes.

Para este mes de enero la comisión propone la siguiente oración:

Señor Jesús, que quisiste nacer en el seno de la familia de Nazaret, haz que las familias cristianas sepan apreciar y cultivar la vocación sacerdotal de sus hijos.