Las cofradías aragonesas preparan con mucha ilusión la Semana Santa

Se escucha los redobles de tambores en todo Aragón. Las cofradías aragonesas se están preparando para salir a procesionar en la Semana Santa de 2022, pese a que la pandemia sigue entre nosotros. Desde los más pequeños hasta los mayores de 70 años han reanudado los ensayos de tambores con cierta incertidumbre, pero con la ilusión puesta en volver a anunciar la fe por las calles. De hecho, según explica Mariano Gil, delegado episcopal de las cofradías de Zaragoza, los ensayos se están realizando con distancias de seguridad, con mascarillas y al aire libre. «Si finalmente no podemos salir, tendremos que exponer los pasos en las iglesias y en las parroquias”, puntualiza Gil.

El año pasado, el Museo Alma Mater de Zaragoza recreó las cuatro escenas principales de la Semana Santa a través de 34 esculturas de once cofradías de la capital aragonesa. Foto: Jesús Fuertes.

LA PANDEMIA

En Aragón, las cofradías de todas las Diócesis están viviendo este momento con especial intensidad e ilusión, tras dos años sin haber podido salir a las calles. Solo en Zaragoza hay 15.000 cofrades, según explica Mariano Gil. Precisamente, el delegado episcopal comenta que debido a la pandemia, “desde la junta coordinadora recomendamos realizar test de antígenos a los cofrades aragoneses que llevan las penas al hombro y a los costaleros”, añade el delegado.

FE EN LAS CALLES

Asimismo, el delegado episcopal de las cofradías, se refirió al sentimiento cofrade como «un sentimiento intenso con el que el cofrade vive la fe. Será muy emocionante volver a procesionar, predicar el evangelio en las calles y manifestar, de forma pública, el cariño hacia las imágenes religiosas”, recalcó.

Las cofradías de Aragón se preparan para vivir con intensidad la próxima Semana Santa. Foto: Ascen Lardiés.

EVANGELIZAR

El delegado episcopal explicó que el trabajo de los cofrades no solo se reduce a la Semana Santa. «Durante todo el año, realizan distintas labores de evangelización, organizan sesiones formativas en las parroquias, labores de voluntariado y obras de caridad”, menciona Gil.

TAMBOR Y BOMBO

La Semana Santa en Zaragoza y en la comarca del Bajo Aragón se caracteriza por los redobles del tambor y del bombo. De hecho, como explica Gil, el tambor es el principal atractivo, pero se da el caso de que muchos cofrades se acercan más a la fe: «Tenemos a 22 cofrades de distintas hermandades aragonesas que van a recibir la Confirmación. En su día no lo hicieron y les estamos preparando para ello”, comenta Mariano Gil.