La Semana Santa vuelve a las calles

Tras la Semana Santa 2020 vivida en confinamiento domiciliario, y la de 2021 celebrada dentro de los templos, vuelve a las calles el sonido de carracas, tambores y bombos que, como ha señalado Mariano Julve, presidente de la Junta Coordinadora de Cofradías, son un «signo que aguardamos con ilusión, expresión de recuperación de nuestra vida y de la celebración de la Pasión de Cristo”.

Estos sonidos, anticipados en forma de certámenes oficiales, congregaron alrededor de 3500 tambores en las ‘XXXV Jornadas de Exaltación’, celebradas en Alcorisa hace dos semanas. En Zaragoza, esos mismos días, 25 cuadrillas participaron en la ‘Exaltación de los instrumentos de la Semana Santa’. A estos encuentros se suman otros celebrados en ámbitos comarcales de nuestra Archidiócesis.

Detalle del cartel de la Semana Santa con la cofradía de la Piedad. Foto de Jorge Sesé.

LA CALLE Y EL TEMPLO

Los números de la Semana Santa zaragozana en la calle son apabullantes: 53 procesiones, 16.000 cofrades, 25 cofradías. A ellos hay que sumar los de las innumerables personas que acuden a ver las procesiones con un sentimiento religioso o sin él, y aquellos que participan en sus más modestas procesiones y viacrucis parroquiales, tanto en la ciudad, como en los distintos pueblos de la geografía diocesana.

Pero no sólo en las calles. Los distintos templos catedrales, parroquiales y conventuales -también las ermitas y los cementerios- acogen la celebración del Misterio Pascual. Celebraciones cuya solemnidad no va en menoscabo de la intimidad de la vivencia de la fe ni de los sentimientos que afloran ante una liturgia aquilatada y hermoseada a lo largo de siglos de historia, y que es expresión de la fe viva de la Iglesia.

Entre las celebraciones litúrgicas y afirmando la centralidad de la Vigilia Pascual, destaca la Misa Crismal que, este año, salvadas las restricciones de aforo de los anteriores, volverá a celebrarse en la Seo, en la catedral del Salvador en su Epifanía. Será el Miércoles Santo, a las 11.00 horas, y en ella el Arzobispo, rodeado de su presbiterio, bendecirá los santos óleos y consagrará el santo crisma.

LLENA DE CONMEMORACIONES

El ser esta una Semana Santa muy esperada, tras dos años de suspensión de las procesiones, no es el único aliciente de este tiempo donde la religiosidad popular alcanza cotas muy altas. Los aniversarios de la Institución de la Eucaristía, la Dolorosa, San Lamberto, el Ecce Homo, las camareras de la Virgen de las Lágrimas y su salida del Martes Santo, el Prendimiento… hacen muy especial esta Semana Santa.

Estas conmemoraciones están siendo el fundamento de distintas publicaciones especializadas y de la confección de nuevos atributos procesionales. También destaca la restauración de imágenes, como la de la de Nuestra Señora del Rosario, perteneciente a la Cofradía del Silencio y recientemente repuesta al culto, tras la intervención del técnico conservador-restaurador Isaac González.

Y también estrenos, como el nuevo paso de la cofradía de la Verónica, la salida procesional extraordinaria de la cofradía calasancia del Prendimiento el Miércoles Santo, o el estreno de la marcha ‘El Salvador’ al comienzo de la procesión de las Lágrimas, el Martes Santo. Como criterio de autenticidad, hay que sumar la obra social y caritativa de las cofradías, que este año mira a Ucrania.

EN ALMA MATER

El Domingo de Ramos, a las 11.00 horas, puede realizarse la visita ‘La Pasión en Alma Mater’, con especial atención a aquellas obras artísticas que rememoran y representan escenas, pasajes y personajes relacionados con la Pasión de Jesús. Para niños de 5 a 10 años, se ha programado una visita-taller titulada ‘Haz tu cofrade’. Será en la mañana del Miércoles Santo, de 10.30 a 13.00 horas.

En los dos casos conviene realizar la reserva a través del número de teléfono 976 39 94 88 o por correo electrónico escribiendo a la dirección [email protected].