El domingo 20 de mayo se celebró en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús la recepción de los sacramentos de la iniciación cristiana de 21 adultos de la diócesis de Zaragoza, acontecimiento cumbre con el que concluye, para unos el catecumenado bautismal y para otros la catequesis de iniciación cristiana. Ocho recibieron el bautismo, diez comulgaron por primera vez y todos recibieron la plenitud del Espíritu en el sacramento de la confirmación. Presidió la celebración el arzobispo Vicente.

Toda la Iglesia que camina en Zaragoza se alegra al acoger a estos cristianos que han querido caminar juntos hacia una fe más adulta y personalizada. Vivir los sacramentos de la Iglesia es vivir la Pascua de Jesús.

La delegación de Catequesis participa de un modo particular de esta alegría y agradece la presencia y colaboración de aquellos que han acompañado a estos cristianos en su proceso hacia la fe: catequistas, profesores, familiares y amigos. “Ningún cristiano puede caminar solo, todos nos necesitamos como familia-comunidad cristiana que vive el Evangelio y comparte la experiencia del encuentro con el Resucitado”, afirman desde esta delegación.

Así mismo, invitan a todos aquellos adultos que, por diversos motivos, aún no han completado su iniciación cristiana (no han participado en la eucaristía o no han sido confirmados), o se interesan por la fe cristiana y no están bautizados, a que se pongan en contacto con sus parroquias o con la delegación episcopal de Catequesis.

La Iglesia diocesana ha crecido en esta fiesta de Pentecostés. Con ellos nos alegramos todos y nos comprometemos a seguir caminando a su lado. ¡Felicidades!