La Comisión Episcopal para la Educación y Cultura hace pública una nota para agradecer, en este final de curso, los trabajos de todas sus realidades y proyectos educativos.

Nota de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura
(texto íntegro)

En este final de curso 2023-24, desde la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura hacemos memoria agradecida de todo lo vivido en un curso marcado por el congreso 2024 “La Iglesia en la Educación. Presencia y Compromiso”.

Desde la convocatoria de este congreso el 15 de junio 2023, hace justo ahora un añohemos tenido oportunidad de conocer la riqueza y diversidad de la labor de la Iglesia en los diferentes ámbitos educativos en los que está presente. En los primeros meses del curso compartimos buenas prácticas, experiencias y reflexión, que nos ayudaron a preparar la sesión del congreso del pasado 24 de febrero. Una breve síntesis de este día puede ser visualizada en el vídeo resumen de aquel encuentro. Recordamos que en esta misma web están disponibles todos los materiales previos al congreso, los documentos marco de cada ámbito, las ponencias y la síntesis de los desafíos a los que, conjuntamente, llegaron los/as participantes.

Celebrado el congreso, nos conocemos mejor, nos reconocemos más unidos en la común misión eclesial e identificamos desafíos en cada uno de los nueve ámbitos educativos sobre los que reflexionamos en esta convocatoria de la Conferencia Episcopal Española. Desde entonces los trabajos vinculados al congreso están impulsando diferentes iniciativas a nivel diocesano e interdiocesano que, esperamos, continúen y se vayan ampliando a lo largo del próximo curso.

Al acabar este intenso curso escolar sentimos la necesidad de expresar el agradecimiento a todas las comunidades educativas –docentes, alumnado, familias­, personal no docente– y a todas las personas que, de una manera u otra, están implicadas en Educación. Nos unimos a las palabras que el papa Francisco nos dirigió con ocasión del congreso: “Los animo a que sigan reflexionando y caminando juntos, a que valoren su identidad y su fe. La Educación es una labor coral, que pide siempre colaboración y trabajo en red”. Desde la Comisión Episcopal para la Educación os deseamos un feliz verano y buen descanso.