Jornada de Primer Anuncio: «Pueblo de Dios unido en la misión»

En estos días previos a la celebración de Pentecostés, Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar, la delegación diocesana de Apostolado Seglar ha preparado dos momentos de encuentro, en respuesta a los objetivos de nuestro Plan Pastoral para este año: crear espacios de oración y que nuestra misión tenga como horizonte permanente el primer anuncio.

Ayer jueves, 16 de mayo, nos convocaron en el claustro del Obispado a la «Jornada Primer Anuncio. Pueblo de Dios unido en la misión». En ella, el equipo que participó en el Encuentro nacional nos trasmitió lo allí trabajado y vivido: el ser anuncio en el día a día de la vida cotidiana, la importancia del acompañamiento y la formación, y la necesidad de una verdadera conversión pastoral de nuestras comunidades.

El primer anuncio es evangelizar, anunciar al Señor, ir al mundo entero y proclamar la buena noticia. Y hacerlo en nuestra sociedad, una sociedad en la que se ha instalado la indiferencia, en la que Dios se ha convertido en un extraño, en el que todo cambia y la cultura de lo efímero es lo que prevalece.

Nuestro Apostolado Seglar ha estado los dos últimos años trabajando un itinerario de primer anuncio que se empezó a articular en el Congreso de Laicos «Pueblo de Dios en salida» del año 2020.

La comisión que fue de nuestra diócesis al encuentro nacional, que tuvo lugar en febrero de este año, nos transmitió ayer lo que allí se trabajó, lo que allí se vivió.

Participaron en esta jornada Juan Pablo Ferrer, nuestro Vicario de Pastoral, María Carmen Julián, presidenta de la Acción Católica General de Teruel y Albarracín, Núria García, delegada de Catequesis y Rocío Feliz de Vargas, catequista muy implica de la parroquia.

Se finalizó el encuentro con una merienda fraternal que ayudó a entablar encuentros entre los participantes.