Instalado el Belén en la Iglesia de Alcaine dentro de la celebración de su tricentenario

Permanecerá expuesto desde hasta el 7 de enero. Cinco voluntarios se ocuparon de montar, durante varias horas, un gran Belén bajo el coro de la iglesia de Alcaine. En él se representan las escenas cotidianas de la vida en el pueblo y la Anunciación, el nacimiento y adoración de Jesús. Las figuras son de gran calidad y está perfectamente representada la vida de los habitantes, desarrollando sus respectivas tareas y oficios. Además de escenas iluminadas, cuenta con dos elementos realistas: la noria movida con agua y el río.

Los colaboradores han manifestado la intención de ir incrementando año tras año el tamaño del Belén para hacerlo espectacular. Para ello llaman a la colaboración vecinal, para pensar en nuevas escenas e ir elaborándolas para el próximo año, con el objetivo de que sea uno de los más bonitos de la comarca.