El papa Francisco nombra a Mons. Satué como miembro del órgano vaticano encargado de la elección de los obispos

El papa Francisco ha nombrado este sábado al Arzobispo de Madrid, Mons. José Cobo Cano, y al obispo de Teruel y Albarracín miembros del Dicasterio para los Obispos, según acaba de informar la Sala de prensa del Vaticano.

Mons. José Antonio Satué, que continuará como obispo de Teruel y Albarracín, ha agradecido la confianza del Santo Padre y pide a sus diocesanos y diocesanas que recen por él, para que sepa desempeñar este servicio a la Iglesia universal con humildad y dedicación.

El Dicasterio para los Obispos se ocupa de todo lo relativo al nombramiento de los obispos diocesanos y titulares, a los administradores apostólicos y, en general, a la provisión de las Iglesias particulares. Lo hace tomando en consideración las propuestas de las Iglesias particulares, de las conferencias episcopales y de las Representaciones Pontificias, y previa consulta a los miembros de la presidencia de la respectiva conferencia episcopal y del metropolitano. En este proceso se involucra de manera adecuada también a miembros del Pueblo de Dios de las diócesis interesadas.

El dicasterio, de acuerdo con las conferencias episcopales y sus uniones regionales y continentales, indica los criterios para la elección de los candidatos. Estos criterios deben tener en cuenta las diferentes necesidades culturales y ser evaluados periódicamente.

El dicasterio trata también de la renuncia de los obispos de su oficio, conforme a las disposiciones canónicas.