El arzobispo de Zaragoza, don Vicente Jiménez Zamora, cumple hoy, lunes 28 de enero de 2019, setenta y cinco años de edad. Y, además de felicitarle, elevamos una súplica agradecida a Dios Padre que nos concede pastores según su corazón, para que don Vicente “se mantenga siempre firme en su ministerio y apaciente con la fortaleza del Señor y en la santidad de su nombre”.

De acuerdo con la disciplina vigente en la Iglesia latina a partir del concilio Vaticano II, los obispos diocesanos están invitados a presentar al Papa la renuncia a su oficio pastoral al cumplir los setenta y cinco años de edad. Y así nos consta que lo ha hecho nuestro Arzobispo, fiel al lema de san Francisco de Sales “nada pedir, nada rehusar”, lleno de agradecimiento al Santo Padre. La renuncia a dichos oficios pastorales no es automática, sino que produce efectos sólo desde el momento en que sea aceptada por parte de la legítima autoridad, es decir por el Romano Pontífice.

Agradecemos a don Vicente su “amoris officium”: su entrega valiente y sacrificada para pastorear la archidiócesis de Zaragoza y su trabajo a favor de la comunión eclesial en toda la provincia eclesiástica de Zaragoza y las diócesis de Aragón.

Especialmente, desde estas páginas, debemos agradecer el apoyo constante que ha brindado a la comunicación de la Iglesia para seguir adelante con nuestra publicación y portal web Iglesia en Aragón, el establecimiento de OFICIA, la Oficina de Comunicación de la Iglesia en Aragón, el refuerzo de la programación religiosa en COPE y Radio María, así como la creación del premio ‘Comunicar con valores’. Todo ello, en palabras del jurado de los premios’¡Bravo! 2018′ que ha concedido este galardón a OFICIA, está suponiendo para la Iglesia en Aragón un “desarrollo de una comunicación estratégica, ofreciendo recursos e ideas para una presencia adecuada en los medios”.

¡Felicidades, don Vicente! Ad multos annos!