El obispo de Tarazona, Mons. Eusebio Hernández Sola, ha hecho públicas una serie de disposiciones relacionadas con las celebraciones de la Semana Santa, basándose en los Decretos «En tiempo de Covid-19» de la Congregación del Culto Divino y de la disciplina de los Sacramentos para la Semana Santa de 2020 y de la carta que el presidente de la Conferencia Episcopal Española, el Cardenal Juan José Omella, ha enviado a todos los obispos españoles.

MISA CRISMAL
La Misa Crismal estaba prevista para el Miércoles Santo, 8 de abril, en la S. I. Catedral. Teniendo en cuenta que el estado de alerta se ha prolongado hasta el 11 de abril, D. Eusebio ha dispuesto que se celebre a puerta cerrada en la fecha prevista en la Santa Iglesia Catedral. Asimismo, indica que cuando se haya pasado la situación actual,  más adelante, el presbiterio diocesano será convocado para distribuir el Crisma y los Óleos y renovar las promesas sacerdotales.

TRIDUO PASCUAL
El obispo dispone, siguiendo lo que indica el Decreto de la Congregación del Culto Divino para la celebración de la Semana Santa, que el día de Jueves Santo los sacerdotes que tienen su domicilio comunicado directamente con la iglesia puedan celebrar en el templo la Misa del día, sin pueblo, “excepcionalmente” solos ese día, tal y como indica el mencionado decreto.  El obispo de Tarazona autoriza asimismo «a aquellos que no vivan en sus parroquias o que su domicilio esté lejos de la iglesia, o iglesias que regentan, a celebrar en un lugar digno de su casa la Misa de ese día». Los sacerdotes que ese día no puedan celebrar Misa la podrán sustituir por el rezo de las Vísperas propias de Jueves Santo.

Precisa también que  en «el resto de celebraciones, o sea, Viernes Santo y Vigilia Pascual» se recen las Vísperas propias del Viernes Santo y el Oficio de Lecturas propio del Domingo de Pascua.

MONASTERIOS Y COMUNIDADES RELIGIOSAS
El obispo de Tarazona también establece que aquellas comunidades que puedan contar con su capellán, guardando todas las indicaciones sanitarias señaladas por la autoridad, celebren los oficios de esos días según señala el Decreto de la Congregación, mientras que las que no puedan ser atendidas por el capellán «sustituirán los oficios por las Vísperas el Jueves y Viernes Santos y la Vigilia Pascual con el Oficio de Lecturas indicado para el Domingo de Pascua».

En el comunicado, D. Eusebio dirige unas palabras a los sacerdotes conminándoles a poner «en estos tiempos difíciles, más ahínco en nuestra oración en favor del pueblo que nos ha sido encomendado, celebrad cada día la Misa, si entra dentro de vuestras posibilidades; si no podéis en vuestra iglesia, os concedo la facultad de celebrar la Santa Misa en vuestros domicilios, en un lugar digno», y les pide a las monjas y comunidades religiosas, que recen «en estos días difíciles por el cese de la pandemia y por todas las necesidades de la humanidad que sufre especialmente en estos días».

 

APLICACIÓN EN LA DIOCÉSIS DE TARAZONA DE LOS DECRETOS DE LA CONGREGACIÓN DEL CULTO DIVINO Y LA DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS

 

Decreto En tiempo de COVID-19

 

Decreto En tiempo de COVID-19 II