José María Albalad

La Inmaculada como modelo de vida

El 8 de diciembre es el día de la Inmaculada Concepción, fiesta nacional en España. ¿Sabías que en Aragón hay tres monasterios de Concepcionistas Franciscanas? Están ubicados en Épila, Zaragoza y Borja, y pertenecen a la Orden de la Inmaculada Concep...

La colección Santamarca, en Zaragoza

El Palacio de Sástago de la Diputación Provincial de Zaragoza acoge la colección Santamarca, integrada por casi un centenar de obras entre las que destacan las seis escenas que Goya pintó dentro de la serie ‘Juego de niños’ o tres cuadros sobre temas...

Amor y perdón en las cárceles aragonesas

Que ningún preso de Aragón se quede sin felicitar la Navidad a sus seres queridos. Ese es el objetivo de la campaña ‘Minutos de esperanza’, a través de la cual Pastoral Penitenciaria ofrece un testimonio de amor y perdón a los “descartados de la soci...

Por la mujer y la maternidad

Desde su fundación en 1997, más de 1.350 madres y 800 niños han pasado por Ainkaren, la Casa Cuna de Zaragoza que acoge sin pedir nada a cambio a mujeres embarazadas con dificultades económicas o sociales. “Dios hace milagros”, asegura entre risas la...

El Evangelio en la cárcel

Con el anonimato, Miguel pretende evitar estigmatizaciones y que su pasado no le cierre puertas. Miguel –nombre figurado– sabe muy bien lo que es estar en el fondo del pozo. Un día, al entrar en su casa, se encontró a su mujer con otro hombre. Y ...

Testigos de esperanza

Sergio Pérez tiene 42 años y atiende como sacerdote a la unidad pastoral de Daroca: 28 pueblos, tres residencias de ancianos, un monasterio de dominicas contemplativas y un centro penitenciario. Se trata de una zona especialmente castigada por la des...
José María Albalad

José María Albalad

Director de la Oficina de Comunicación de la Iglesia en Aragón (OFICIA). Amante de la naturaleza y de la vida, de lo extraordinario que oculta lo ordinario. Me inspiro en quienes luchan con audacia por un mundo mejor. Huyo de las críticas y los lamentos, convencido de que la realidad es transformable. Me gusta madrugar, quizá porque siento que cada amanecer nos brinda la oportunidad de empezar. Regalo de Dios.