El Arciprestazgo de Tarazona celebró ayer, domingo 25 de febrero, su tradicional Viacrucis por las calles de Tarazona organizado con la Coordinadora de Cofradías de la ciudad.

El rezo fue presidido por el obispo de la Diócesis de Tarazona, Mons. Vicente Rebollo, acompañado por el vicario general, Javier Bernal, el arcipreste de Tarazona, Ion Perea, el consiliario diocesano de Cofradías , Miguel Antonio Franco, el delegado de Cofradías, Jaime Berges, y varios sacerdotes, así como el diácono permanente.

El piquete de tambores, bombos y cornetas de la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén fue la encargada de tocar entre las estaciones del Viacrucis. Este año es esta cofradía la encargada de organizar la Semana Santa de Tarazona. El resto de cofradías de la ciudad también tomaron parte. A pesar de la tarde ventosa, fueron muchas las personas que participaron.

El Viacrucis finalizó en la S.I. Catedral de Tarazona con la bendición de D. Vicente, que animó a todos a vivir plenamente la Cuaresma.