Santa Cecilia se luce este año en Aragón

Este año, la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha celebrado el IX Encuentro de Músicos Católicos Contemporáneos en Aragón, bajo el lema “Canta pero camina”. También ha tenido lugar el festival de música EsperanzArte, “Un lugar para todos, un lugar para ti”. Además, se ha celebrado el III Concierto Solidario “Santa Cecilia”, a beneficio de la Asociación REDMADRE. Son algunos de los encuentros que han consagrado esta tierra de María al ámbito musical este mes de noviembre de 2023.

“La música puede considerarse un don especial. Es un camino donde lo hermoso florece”, así de claro lo tiene el sacerdote Pedro Calahorra (Zaragoza, 1932),  miembro de la Sociedad Española de Musicología y de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis. “La música es algo vocacional. El Espíritu Santo es el que inspira”. Si no, que se lo digan al sacerdote toledano Raúl Tinajero (Corral de Almaguer, Toledo, 1972), que cuenta con casi una década al frente del Departamento de Pastoral con Jóvenes de la CEE y no ha dejado de impulsar los movimientos musicales de ámbito cristiano. Es el fundador de los encuentros de músicos católicos contemporáneos que este año ha decidido aterrizar en Zaragoza del 3 al 5 de noviembre.

Juan Yzuel (Sariñena, Huesca, 1960) tampoco ha dejado de trabajar al servicio de la música como vehículo de evangelización. Reconocido con el Premio Spera 2022 a Mejor Iniciativa Espiritual/Solidaria, es el fundador de la Asociación EsperanzArte, que acerca cada año a los músicos más destacados del panorama de la Iglesia en España a la tierra aragonesa. Caracterizado por su mirada a los más necesitados, este año ha trabajado con artistas de la talla de AISHA RAP, Luis Guitarra o Chito Morales (Brotes de Olivo). Lo ha hecho durante los días 9, 10, 11 y 12, en lugares como el Colegio Cristo Rey Escolapios, el Centro Penitenciario de Zuera o la Parroquia Santo Dominguito del Val.

Juan Izuel en la última edición de EsperanzArte

La música es el lenguaje de Dios porque todo el mundo lo entiende, aunque no lo hable”, declaró Chito Morales, que lleva 50 años al servicio de este ministerio. “Es un verdadero privilegio visitar este mes parroquias de Teruel y Zaragoza. Está habiendo mucho movimiento”. Todo esto es culpa de un sólo hombre, pero que trabaja en equipo: Juan Yzuel, quien defiende: “Para mí, la música fue la primera forma en que mi madre me transmitió la fe, con las canciones que me cantaba. Ella nos metió en el Dance aragonés de Sariñena, en el grupo de Jota… Y considero que una forma maravillosa de llevar a otros el mensaje del Evangelio es cuidando mucho la música”. “Intento que nuestra fe se traduzca en un mensaje lleno de ritmo, pero también de densidad, por el cual transmitir ese amor que Jesús ha puesto en nuestros corazones”.

Con 19 años, coordinó su primer festival de música. Aunque EsperanzArte va a cumplir todavía su segunda década. Cuando se le pregunta por su primera motivación, responde: “Me motivó que, estudiando el Curso de Orientación Universitaria (COU), una chica, durante el trayecto en bus desde el internado hasta Sariñena, me contó que acababa de leer a Nietzsche y le estaba convenciendo. Yo le revelé que acababa de descubrir la Renovación Carismática y le canté allí mismo algunas canciones que -en aquel momento- sonaban completamente novedosas. A ella le saltaron las lágrimas. Entonces descubrí que tenemos que cuidar el ministerio de la música”. 

El ayuntamiento de Teruel ha organizado también eventos a propósito de la santa patrona. Cabe destacar el XLV Concierto Extraordinario de Santa Cecilia, con su A. C. Banda Santa Cecilia, en el Pabellón Los Planos, el día 25. Otras localidades, como Graus (Huesca), también lo han hecho. En ese caso, de la mano de la Banda de Música de la Asociación Cultural Gradense, el día 18 de noviembre en el Cine Salamero. Es una costumbre que -a su vez- conservan los centros de enseñanza musical, como lo hace cada año el Conservatorio Superior de Música de Aragón (CSMA), la Escuela Pública de Música ‘Antón García Abril Ciudad de Teruel’ o el CPM ‘Antonio Viñuales Gracia’ de Huesca. Algunos celebran incluso una Santa Misa con este motivo: Centros de Música Santa María o el Conservatorio Profesional de Música de Zaragoza (CPMZ), por ejemplo. 

Quizá el patronazgo de esta santa se deba a una providencial confusión, cuando pareció que en un acta martirial ponía “cantantibus organis” en vez de “candentibus” (calientes). Lo que es seguro es que Santa Cecilia nunca ha dejado de su mano a los músicos aragoneses, quienes este año vuelven a encarnar esta idea de San Agustín: “El que canta reza dos veces”.