El Consejo diocesano de Pastoral se reunió el pasado sábado 15 de junio en el Seminario de Tarazona para hacer balance de las acciones contempladas en el Plan Diocesano de Pastoral (PDP) para este curso.
En la reunión se hizo un repaso de las actividades de las delegaciones que forman cada uno de los cuatro ejes del PDP -Ser comunidad, Anunciar, Celebrar y Servir- y, en algunos casos, los delegados intervinieron para explicar o puntualizar alguna cuestión.


El obispo, Mons. Vicente Rebollo, animó a las delegaciones a tener «su propia vida» más allá de lo programado en el PDP, agradeció la labor que se ha realizado y destacó la importancia de estar organizados y coordinados.

En la última parte de la sesión, el delegado diocesano para el Año Jubilar, don Ignacio Tomás, hizo una presentación del Jubileo 2025, en la que explicó su significado y qué es lo que se va a hacer.