La S.I. Catedral de Tarazona acogió ayer, 20 de junio, una presentación del Jubileo 2025, que corrió a cargo del delegado diocesano para el Año Santo, don Ignacio Tomás Cánovas. Con el acompañamiento musical del Coro de la Catedral, que interpretó los últimos tres himnos que se han compuesto para los distintos Jubileos, incluido el del año próximo, el delegado fue dando detalles sobre esta celebración tan destacada para la Iglesia.

Don Ignacio Tomás comenzó explicando que el próximo año celebramos el 2025 aniversario de la encarnación y nacimiento de Jesucristo y que esa es la efemérides por la que se conmemoran los distintos años santos, aunque, apuntó, que también hay años jubilares extraordinarios, como ocurrió en el 2015 con el Año de la Misericordia.

En la presentación se anunciaron los principales hitos del Año Jubilar como son la publicación de la Bula papal, la Apertura de la Puerta Santa por el Papa, que será el 24 de diciembre de 2025, y la inauguración del Año Santo en todas las diócesis, que tendrá lugar el 29 de diciembre. Asimismo, se apuntaron algunos de los actos que se realizarán en la Diócesis de Tarazona para el Jubileo 2025, como la peregrinación a Roma del 29 de septiembre al 3 de octubre de 2025, y se recordó que todo este año 2024 está dedicado a la oración, como preparación del Año Jubilar. El delegado diocesano invitó a orar de manera especial en cualquier actividad, reunión o evento que se organice en la diócesis. La presentación concluyó con el rezo de la oración que el Papa ha compuesto expresamente para el Jubileo 2025.

El obispo de Tarazona, Mons. Vicente Rebollo, dirigió unas palabras a los asistentes a los que animó a empezar a prepararse para el próximo año y a cuidar «de manera especial la oración». «La gracia de Dios es siempre abundante, pero en los años jubilares lo es más, por ello es interesante que los vivamos con intensidad y aprovechemos esta oportunidad», destacó el prelado. Tras estas palabras, el obispo de Tarazona dio la bendición a todos los presentes.