Parada en la Catedral de Tarazona de 400 jóvenes peruanos del Camino Neocatecumenal en su camino a Lisboa

La S.I. Catedral de Tarazona ha sido hoy parada en la peregrinación a Lisboa de 400 jóvenes de Perú del Camino Neocatecumenal que van a participar en la JMJ. Los jóvenes, que han venido acompañados de sacerdotes, misioneros, seminaristas y catequistas, han entrado cantando al templo en cuya puerta principal han sido recibidos por el obispo de Tarazona, Mons. Vicente Rebollo, el deán de la S.I. Catedral, Ignacio Tomás, el párroco de la parroquia de La Merced -que es donde se reúne la comunidad del movimiento de Tarazona- Antonio Latorre, y los miembros del Camino Neocatecumenal de Tarazona, presente en la ciudad desde hace 48 años. El responsable de las comunidades neocatecumenales de este país es el turiasonense Jesús Peña, que estaba entre los integrantes del numeroso grupo.

En el templo han celebrado el rezo de Laudes, presidido por el obispo y por los otros dos sacerdotes de Tarazona, pero antes el Padre Hugo, uno de los sacerdotes responsables, ha explicado la historia del movimiento en el país andino, ha presentado a los miembros participantes en la peregrinación y sus responsabilidades y ha agradecido a D. Vicente la acogida dispensada en nuestra Diócesis.

El sacerdote ha señalado que el Camino Neocatecumenal está presente en 30 diócesis peruanas. Después del rezo, cinco participantes han dado su testimonio: tres jóvenes, un sacerdote y una itinerante que han explicado su relación con el movimiento y cómo les ha enseñado la existencia y el amor de Dios.

D. Vicente se ha mostrado agradecido por que hayan elegido Tarazona para hacer una parada y, después de bromear con la resistencia de los cimientos de la Catedral por los cantos que han animado y alegrado toda la celebración, les ha aconsejado que aprovechen el viaje a Lisboa para «reconocer al Jesús que queréis en vuestras vidas«. «Espero que esta peregrinación os ayude a descubrir quien es Jesús, que es el que muere y resucita por nosotros y nos quiere sobre todas las cosas». También les ha recordado que es Él quien camina a su lado y da sentido a sus vidas. «El fruto de este encuentro será que seamos luz para los demás», les ha dicho.

Tras las palabras del obispo de Tarazona, los jóvenes han sido invitados a rezar individualmente. Al finalizar la oración han salido de nuevo cantando de la Catedral y por las calles de Tarazona.

En los próximos días se espera que hagan parada en la seo turiasonense jóvenes de Costa Rica y de Nigeria participantes en la JMJ de Lisboa que empieza la semana que viene.