Maluenda (provincia de Zaragoza, diócesis de Tarazona) cuenta con tres templos mudéjares, los tres de tipología iglesia-fortaleza. Uno de ellos está dedicado a dos mártires sevillanas, las santas Justa y Rufina, y, aunque en la actualidad no tiene uso litúrgico, conserva en su interior un monumental retablo gótico que destaca por la maestría de su ejecución y por su riqueza. Además, la singularidad de la representación de las escenas de la vida y martirio de las santas hace que sea objeto de numerosos estudios científicos y visitas por historiadores del arte de distintos lugares de España, entre ellos Sevilla. Fue pintado Domingo Ram y Juan Ríus en 1475.

En torno a este conjunto monumental, el Ayuntamiento de esta localidad y la asociación ‘Somos Maluenda’ han organizado un simposio centrado en la pintura gótica en los territorios de la Corona de Aragón que, según su coordinador Fabián Mañas, quiere facilitar el encuentro y la reflexión de historiadores e investigadores locales “que desarrollan una labor esencial para el conocimiento de lo que ha ocurrido en nuestras iglesias y parroquias, con la visión científica de los expertos”.

Estas jornadas, en las que también se contempla una visita guiada al museo de la colegiata de Santa María de Calatayud, van a desarrollarse los días 19 y 20 de mayo y, en ellas van a participar, expertos como Gonzalo M. Borrás, Ximo Company, Guadaira Macías, Fabián Mañas o Mercedes Penacho. Más información en la web de MALUENDA.

Las santas Justa y Rufina

Justa y Rufina fueron dos hermanas alfareras del barrio de Triana de Sevilla, encarceladas y martirizadas en el Imperio Romano bajo mandato de Diogeniano ante su negativa a abandonar sus creencias cristianas. Ambas murieron en el año 287. Desde tiempo inmemorial el pueblo de Maluenda les rinde una gran devoción que, curiosamente, no comparte con ningún otro pueblo de la zona, incluso con aquellos de tradición alfarera. Son patronas de la localidad y su festividad se celebra el 17 de julio.