La orden religiosa de monjas de clausura conocida como Clarisas Franciscanas, llegó a Barbastro en la segunda mitad del siglo XVI. Su convento estaba situado en lo que hoy es el Nuevo Mercado, entre las calles Pablo Sahún y Joaquín Costa. Su iglesia había pertenecido a la cofradía de Santa Lucía, que regentó una casa-hospital en el mismo lugar donde se levantó el convento para estas monjas.

Los cofrades fundadores acudieron a este convento para poder tener al culto en su iglesia la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Las Monjas Claras acogieron la propuesta que le hizo la Cofradía, no solamente para tener al culto la imagen titular, sino para guardar en las dependencias del convento todos los enseres que, con el tiempo, se iban adquiriendo, llegando a convertirse en la verdadera “casa de la Cofradía”. Las monjas y el personal laico del convento cuidaron de la Cofradía, y se involucraron en las actividades que ésta desarrollaba, como la procesión y la misa dominical a la una de la tarde que se celebraba en el altar del Nazareno. La integración total que las Claras gozaban en el diario discurrir de la vida en el barrio de San Hipólito, hizo que ellas animaran a los vecinos a participar en la procesión, y a engalanar sus balcones y fachadas cuando desfilaba por sus calles.

La Monjas Claras abandonaron Barbastro en 1969, y el convento se demolió pocos años después, en 1972, poniendo fin a 400 años de presencia de estas monjas en la ciudad de Barbastro, y dejando a la Cofradía del Nazareno con un profundo sentimiento de orfandad.

Fueron los 25 primeros años de vida de esta Cofradía cuando nació y creció al cuidado y cariño de “las Claras”. Por este motivo, la Junta de Gobierno ha querido reconocer y agradecer su importante aportación en esa trascendental etapa inicial, concediendo a la Orden Franciscana de Monjas de Santa Clara, el nombramiento como “Nazarenas de Honor” en este 2024. Año de significativos aniversarios para la Cofradía: 75 aniversario de su Erección Canónica y el 25 de la primera salida procesional desde el templo de San Francisco.

Se hará entrega de esta distinción el próximo sábado 16 de marzo, tras la Santa Misa. Último día del Triduo que la Cofradía celebra en honor de su titular, Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Barbastro