Escolapios de todo el mundo, recién ordenados o bien a punto de ordenarse, han pasado unos días entre Aragón y Cataluña para conocer los lugares donde vivió y se formó su fundador, San José Calasanz, hijo de Peralta de la Sal. La ruta los ha conducido desde Peralta a Barbastro, donde el fundador de las Escuelas Pías estuvo al servicio del obispo del obispo Felipe de Urriés entre 1584 y 1585. En la visita guiada a la Catedral de Barbastro pudieron contemplar el cuadro dedicado a San José de Calasanz, que se encuentra en la Sacristía Mayor.

Su ruta continuó por Lérida, Balaguer, Tremp, Claverol, Gerri de la Sal, la Seu d’Urgell, Guissona y Montserrat. Ha sido una gran oportunidad para muchos de ellos para conocer mejor la biografía de Calasanz y entender mejor el contexto histórico y geográfico de donde vivió.

La primera escuela gratuita

José de Calasanz Gastón nació en Peralta de la Sal en 1557. A los doce años, dejó su pueblo para estudiar en Estadilla, junto a los padres trinitarios. Responsable, generoso y de gran simpatía, pronto hizo muchos amigos.

A la edad de catorce años decidió seguir el camino del sacerdocio. Aunque había heredado la fe de sus padres, al prinicipio su padre se opuso, pues ya contaba con él como heredero y administrador de su propiedad. En el año 1583, fue ordenado sacerdote y nueve años más tarde, enviado a Roma.

En el barrio romano del Trastévere conoció a un considerable número de niños cuyos padres no podían proporcionarles una educación. Por ello, pensó en fundar una escuela gratuita, pero nadie le apoyó. Esto no logró desanimar a José de Calasanz, y pronto pidió una vieja sacristía en la parroquia de Santa Dorotea de Roma. Fue allí donde fundó, en 1597, la primera escuela gratuita de Europa: será conocida posteriormente con el nombre de Escuela Pía. Gracias a las limosnas que recibe, logrará la multiplicación del material escolar e incluso de los centros. En España, el primer colegio de la orden abrió sus puertas en Barbastro, en 1677.

Murió el 25 de agosto de 1648 en Roma, con 90 años.