«Pinceladas de arte en la evangelización» fue el lema del Encuentro de Catequistas y Profesores Cristianos, que se celebró el pasado 12 de marzo en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón. Las áreas de Enseñanza y Catequesis organizaron de forma conjunta este reencuentro presencial que, tras la pandemia, quiso centrarse en la convivencia de profesores y catequistas.

Nieves Nasarre, coordinadora de Enseñanza, resaltó la importancia del «contacto físico y de celebrar que podemos encontrarnos, tras dos años muy duros», recordando las limitaciones y protocolos en los colegios. Coincide con Sonia Orús, coordinadora de Catequesis, que subrayó el esfuerzo de los 180 -200 catequistas de nuestra diócesis, «satisfechos con la sonrisa del niño cuando, por fin, han podido recibir el sacramento».

El obispo, recién llegado de predicar ejercicios espirituales a los sacerdotes de la Diócesis de Vitoria, dio la bienvenida a los participantes a su llegada al Museo Diocesano, agradeciendo a unos y otros su labor. Tras las intervenciones de las coordinadoras, los asistentes disfrutaron de una visita guiada por las salas de exposiciones, donde conocieron con detalle el nuevo discurso museográfico. El arte, recordaron, es una importante herramienta de evangelización.