La Real Cofradía del Santísimo Rosario de Nuestra Señora del Pilar ha incorporado un nuevo farol para iluminar la talla de santo Domingo de Guzmán, que data de 1830 pero que, hasta ahora, procesionaba sobre una peana. Así, el Rosario de Cristal contará este año –en su tradicional cita del 13 de octubre– con una carroza más, que se suma a las 29 existentes y a los cerca de 300 faroles de mano. Se trata de un homenaje al fundador de los Dominicos, en su 800 aniversario.

El Rosario de Cristal se remonta al año 1889 y suma 127 años de tradición, sólo interrumpida en 1936 por el inicio de la Guerra Civil española. Desde entonces, ha ido completando sus obras. La última incorporación estaba fechada en 2003, año en el que la artista zaragozana Carmen Pérez Ramírez recogió en un único farol los cinco misterios luminosos que introdujo san Juan Pablo II.

Trece años después de esta aportación, la propia Pérez Ramírez repite con un farol que ilumina la talla de madera de santo Domingo de Guzmán. “He concebido un farol lleno de luz y vitalidad que ensalza la espiritualidad de la vida de santo Domingo”, destaca la autora, quien ha escenificado los misterios del rosario con el apoyo de Talleres ONOX, Vitrales Huesca y Jocal Novo-Vidrio: “Diseñé una estructura poligonal abierta por los dos lados con el objetivo de dar visibilidad al santo, para que esté accesible a la gente. El trabajo en equipo ha sido clave”.

El nuevo farol supone un homenaje a santo Domingo de Guzmán, ya que se cumplen 800 años de cuando fundó la Orden de Predicadores, más conocida como los Dominicos. “El rosario se ha convertido en una de las oraciones más universales, y ello no se entiende sin santo Domingo. Desde 2016, lucirá de una manera especial”, apunta el canónigo Jesús Aladrén, presidente de la Real Cofradía.

Bendición y estreno

La bendición del farol tendrá lugar hoy, a las 20.00 h., en la Catedral-Basílica del Pilar. Será en la procesión del 13 de octubre cuando salga a las calles de Zaragoza por primera vez, junto a las otras 29 carrozas y los cerca de 300 faroles de mano que forman parte del patrimonio religioso, artístico y cultural de Aragón.
Al margen de esta cita, las treinta carrozas y los cerca de 300 faroles de mano que integran el Rosario de Cristal están accesibles todo el año en una exposición que acoge de manera permanente la Iglesia del Sagrado de Jesús, en la plaza de San Pedro Nolasco de la capital aragonesa.

Tradición y modernidad

Con el objetivo de garantizar la manifestación devocional que supone cada año esta tradición, la Real Cofradía del Santísimo Rosario de Nuestra Señora del Pilar hace un llamamiento para incorporar nuevos cofrades: “El Rosario de Cristal es cada vez más conocido y admirado. Necesitamos que, por favor, difundas esta petición entre familiares y amigos. Es una estupenda forma de dar testimonio de nuestra fe”.

PÁGINA WEB ROSARIO DE CRISTAL