Navidad es NATIVIDAD, es decir, nacimiento

¿Y quién y dónde ha nacido?

Ha nacido el Mesías prometido, el Salvador. El que vino a  Belén para quedarse. Y celebramos  que vino, que está.

Desde octubre hemos estado bombardeados de mensajes de “navidad”: compra mucho, gasta, come mucho, invierte 1200 euros per cápita, cómprate un seguro o dos, un coche, una mansión… Sube la bolsa, los precios, los kilos.

¿Y qué dice Jesucristo , el que nace a diario en nuestras vidas? ¿Tiene sitio entre los hombres, en los medios, en nuestras calles?

Parece extraño, pero ni se menciona. Entonces ¿qué es la Navidad?

Sin embargo, en nuestras cárceles hemos visto que Cristo SÍ que nace cada navidad, ha nacido en el 2017; lo hemos visto en la mirada de muchos internos cuando les hemos abrazado y entregado unas tarjetas para que puedan felicitar a sus seres queridos, esos que se avergüenzan ante sus vecinos porque su hijo, marido o hermano está en la cárcel.

Hemos visto sonrisas, lágrimas, ternura, oración, alegría, luz, esa luz que solo Cristo puede traer a la tierra en forma de esperanza.

Entregamos las tarjetas de telefonía que la generosidad de nuestros ciudadanos les han proporcionado; cada  5 euros para una tarjeta ha supuesto un soplo de aire fresco, un te quiero madre, esposa o esposo, hijos o amigos,un “ha llamado papa/mamá!”

Gracias por vuestra generosidad: realmente Jesucristo SÍ que nace cada navidad en nuestras calles, casas y vidas.

Pasó la Navidad, pero no se terminó: cada año deja en cada uno de nosotros un poso que va construyendo nuestro camino hacia el futuro, hacia la eternidad. Será allí donde se realizarán todos nuestros deseos? Seguro. Será la feliz Navidad en la plenitud y encontraré a gente que he perdido en el camino: presos, libres, pobres, ricos…todos.

FELICES NAVIDADES Y FELICES AÑOS NUEVOS A TODOS.