ft

La diócesis de Huesca celebró el domingo 3 de octubre la eucaristía del Envío de agentes de pastoral en la catedral y presidida por el obispo, don Julián Ruiz Martorell. Contó con la asistencia de sacerdotes, religiosas, representantes de las delegaciones, catequistas o profesores de Religión. La celebración del Envío comenzó recordando a los presentes que “todos los bautizados hemos recibido el mandato de evangelizar, y todos debemos ser corresponsables en esta tarea”. Así, se insistió en el sentido propio de esta celebración en la que los agentes de pastoral son llamados y enviados, por parte del obispo en nombre de la iglesia, para llevar a cabo la misión de anunciar la Buena Nueva con la palabra y su testimonio de vida.

El obispo señaló durante la homilía que “es Jesucristo quien nos envía como discípulos misioneros, como testigos de la alegría del Evangelio. Es el agente principal de vuestra vida y misión, os ama, convoca y envía».

Don Julián Ruiz recordó que con esta celebración se pusieron en marcha muchos de los mecanismos de la diócesis, y tuvo un recuerdo especial para los 25 años del Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca (CSIH)-Proyecto Hombre, que se celebran en 2022.

Asimismo, se refirió al comienzo de la fase diocesana del Sínodo de los Obispos de 2023 y concluyó que “es Cristo quien os envía, sostiene, da su Espíritu Santo para animaros y quienes nos capacita para ser testigos en esta etapa peculiar».