El 22 de septiembre, la Iglesia conmemora su nacimiento para el cielo de los beatos Dionisio Pamplona y sus doce compañeros mártires del año 1936 en Monzón, que son los padres Manuel Segura, Faustino Oteiza, Enric Canadell, Matías Cardona, Ignacio Casanovas, Francisco Carceller, Juan Agramunt, José Ferrer, Carlos Navarro, Alfredo Parte, y los hermanos Florentín Felipe y David Carlos Marañon.

Todos pertenecían a la comunidad de Peralta de la Sal, donde nació el Santo Fundador; eran religiosos escolapios, dedicados a la educación de los niños, en el espíritu de San José de Calasanz. Nacidos en Aragón, Navarra, Cataluña, Valencia y Castilla, ejercían su magisterio en pequeñas ciudades y pueblos cuando fueron víctimas de la persecución religiosa en España en 1936. Fueron beatificados por el Papa Juan Pablo II el 1 de octubre de 1995. Sus restos se veneran en la Casa Santuario de San José de Calasanz.