Una antigua tradición cuenta que una imagen de la Virgen, en su advocación de Loreto, apareció en Ballobar a en el rio Alcanadre después de una gran riada finales del siglo XVII. Esta devoción mariana se mantiene desde entonces muy arraigada en las parroquias del Bajo Cinca, que este año la han celebrado de un modo muy especial: con una teatralización de esa llegada. La dramatización se estrenó el pasado día 10 tras la eucaristía solemnizada por la rondalla Virgen de Loreto, formación musical que desde su creación es fiel a su cita con la misa de su patrona.

La Virgen que llegó tras la crecida del río

“La aparición de la Virgen de Loreto nos la narra de este modo Mercadal, quien afirma tomarla de un manuscrito, hoy perdido: Hace unos doscientos años que en el mes de mayo, a las orillas del río Alcanadre se encontró un hermoso armario de dos hojas, en una hoja estaba retratada santa Ana y en la otra san Joaquín y dentro la santísima Virgen de Nuestra Señora de Loreto. Hacía muy pocos días que el río había crecido mucho; figurándose los fieles que las aguas la habían traído y que alguno la perdiera, la llevaron a la casa del señor cura. Mas, como trascurriera largo tiempo sin que nadie la pidiera, determinaron en junta los mayores contribuyentes con todo el Ayuntamiento y el señor cura, como así consta en actas en la casa Consistorial, hacerle un templo para colocar a dicha imagen. Todos los del pueblo trabajaron en la obra con el mayor esmero, y concluido el templo la colocaron en el mismo sitio donde había sido hallada.”

(Extraído de lugares para visitar en la Comarca del Bajo Cinca. Ermita de Loreto. Ballobar)