Por segundo año consecutivo, el Colegio diocesano de la Sagrada Familia (SAFA) está participando en un programa de intercambio en el que van a trabajar, esta vez, sobre el cambio climático. En esta ocasión toman parte, junto a los de la SAFA, estudiantes de Turquía, Portugal y Polonia, que han llegado hoy a Tarazona con sus profesores y que convivirán hasta el sábado con las familias de los alumnos y alumnas del colegio diocesano.

El director del colegio, Miguel Antonio Franco, les ha dado la bienvenida en un breve acto en el que se les ha explicado las actividades que van a realizar estos días. Después han realizado una visita por el centro para conocer sus instalaciones. Esta tarde conocerán Tarazona y la Catedral.

«Las actividades que hemos organizado a lo largo de la semana giran en torno al cambio climático, la lucha contra el cambio climático aplicada en la agricultura, en las energías renovables y en el reciclaje», explica Elena Gil, profesora responsable del programa. «Los alumnos van a trabajar en grupos mixtos, buscando probables necesidades o mejoras y, al final de la semana haremos un manifiesto recogiendo ideas sobre lo que se debería de mejorar en la ciudad para presentarlas a las autoridades locales», continúa.

Para realizar el trabajo, los chicos y chicas trabajarán en grupos mixtos de las cuatro nacionalidades para practicar el inglés, que es el idioma que utilizan.

El siguiente destino para continuar con el proyecto es Polonia y en mayo será Turquía. En Portugal se reunieron solo los profesores para preparar las actividades y las visitas. A cada país irá un grupo diferente de cuatro estudiantes.

El proyecto en el que participan fue uno de los seleccionados por el programa Erasmus + de la Unión Europea y permite la movilidad financiada del alumnado de 4° de ESO a distintos países de Europa. El año pasado alumnos y alumnas de la Sagrada Familia ya tomaron parte en un programa similar en el que participaron con chicos y chicas de Turquía e Italia y en el que trabajaron sobre la diversidad cultural.