Nació en 1861 de familia gitana en Benavent de Segriá (Lérida), recibió el Bautismo en Fraga. Fijó su residencia en Barbastro. Era analfabeto. Fue noble como tratante de caballerías. No tuvo hijos, pero adoptó y educó con esmero a una sobrina de su mujer. Casado según la costumbre gitana, años después lo hizo ante la Iglesia. 

Desde su matrimonio canónico en 1912, creció su religiosidad y formó parte de varias asociaciones piadosas. Se adhirió a la Adoración Nocturna y se inscribió en la Orden Tercera Franciscana. En julio de 1936 fue encarcelado por defender a un sacerdote. Devoto de la Eucaristía y de la Virgen María, murió mártir con el rosario en la mano, probablemente el 2 de agosto del mismo año. Sus restos, depositados en una fosa común, no pudieron ser identificados.

Fue beatificado por Juan Pablo II el 4 de mayo de 1997, junto al obispo Florentino Asensio.