En una Excolegiata de Santa María la Mayor a rebosar, Vicente Iserte se ordenó como Diácono Permanente de nuestra diócesis, siendo además el primero de Aragón.

Nadie se quiso perder en Rubielos tan importante acontecimiento, sus familiares, amigos, vecinos, autoridades, miembros de la Cofradía de la Sangre, las Madres Agustinas, gran parte del Presbiterio diocesano… todos estuvieron presentes en la tarde del pasado domingo, 7 de octubre, para acoger y agradecer a Vicente este paso tan importante en su vida de servicio a la comunidad de su pueblo.

Nuestro obispo, don Antonio Gómez Cantero, presidió la Eucaristía de Ordenación y le aseguró a Vicente encontrarse también nervioso y emocionado.

Ordenación Diaconal Vicente Iserte 07/10/2018

+Homilía de Mons. Antonio Gómez Cantero