La Diócesis de Tarazona acaba de publicar el Plan Pastoral para el curso 2020-21 en el que se recogen los planes y objetivos de las distintas delegaciones.

A mediados de octubre los delegados pastorales mantuvieron una reunión con el obispo, Mons. Eusebio Hernández Sola, en la que se trazaron las líneas de trabajo de este curso que -de nuevo- se intuye que va a ser diferente y que va a estar muy marcado por el devenir de la pandemia.

En ese encuentro, los delegados de las seis sectores pastorales de la diócesis (Transmisión de la Fe, Caridad y Promoción Social, Apostolado Seglar, Comunión Eclesial y Espiritualidad, Vocaciones y Juventud y Patrimonio y Liturgia) presentaron sus programas y las de los diferentes secretariados, que ahora se pueden leer y consultar en el Plan Pastoral 2020-2021, que está disponible en la web diocesana (www.diocesistarazona.org).

En la introducción, el obispo de Tarazona hace hincapié en la situación tan excepcional que estamos viviendo que ha hecho que muchos de los planes y proyectos que se tenían pensados, se hayan tenido que aplazar. Este acontecimeinto tan excepcional, además de incrementar nuestra «imaginación personal» -indica el prelado-, nos ha hecho «despertar en cada uno de nosotros el entusiasmo y la valentía que impulsaron a las primeras comunidades cristianas a anunciar con ardor la novedad evangélica».

D. Eusebio agradece a sacerdotes, catequistas, a Cáritas… todo el esfuerzo hecho, y que se sigue haciendo, para llegar a los fieles y a las personas más necesitadas con todo tipo de iniciativas.