«Nuestro carro de la compra es nuestro carro de combate para cambiar las cosas»

La segunda sesión del seminario de Ecología Integral «Agricultura Sostenible y Cambio Climático” ha dejado interesantes reflexiones en torno al modelo agrícola que actualmente alimenta al mundo. Bajo el título “Políticas para una Agricultura Sostenible: incidencias en los pueblos del Sur y de la Unión Europea”, varios expertos han expuesto su visión de la realidad que actualmente vivimos como productores y consumidores de alimentos. 

hemos pasado de considerar el alimento como algo sagrado -un derecho-, a ser pura mercancía

José Esquinas, expresidente del Comité de Ética de la FAO, recuerda que hay 800 millones de personas que padecen hambre a pesar de que «un tercio de los alimentos que se producen van a la basura». Eso supone que la humanidad utiliza actualmente 1.400 millones de hectáreas (28 veces la superficie de España) al cultivo de alimentos que nadie consume. Todo esto se debe, según este ingeniero agrónomo y doctor en genética, a un sistema que especula con la comida: «hemos pasado de considerar el alimento como algo sagrado; un derecho, a ser pura mercancía». Esto ha supuesto la destrucción de recursos -«que son limitados»- además de una pérdida de la biodiversidad alarmante. De hecho, dice este experto, de las más de 7000 especies que alimentaban al planeta hasta hace bien poco hemos pasado a apenas 150. «El 90% de las variedades locales se han perdido», denuncia. Todo ello con el agravante de una degradación masiva de las tierras cultivables que alcanza ya el 60% del total en el mundo. 

Estos datos se ven refrendados por testimonios como el que ofrece Óscar Bazoberry, coordinador del Instituto para el Desarrollo Rural de Sudamérica. «Los cultivos de papa y maíz han disminuido mientras que la Soja ha pasado de ocupar un millón de hectáreas en 1970 a las más 60 millones de la actualidad». 

Existe el derecho a alimentarse no a desperdiciar alimentos

Entre las soluciones, Esquinas propone volver a la agricultura familiar, incentivando las prácticas sostenibles y castigando aquellas que van en contra de la sostenibilidad. «Existe el derecho a alimentarse no a desperdiciar alimentos». En esto, cumplen un papel importante las Cooperativas Agroalimentarias. Su director general en España, Gabriel Trenzado, defiende este modelo frente a las grandes corporaciones, que no atienden a las necesidades y problemas de las comunidades locales. Una forma de producir alimentos que demuestra que se puede ser rentable y sostenible. Es más, «no se puede aspirar a la sostenibilidad sin rentabilidad», aclara Trenzado. 

En cualquier caso, el mercado funciona a través de la oferta y la demanda, con lo que sólo a través de la elección personal podemos empezar a cambiar las cosas. En la medida en la que elegimos aquellos productos sostenibles y desechamos aquellos que no lo son, contribuimos a perpetuar un modelo u otro. «Nuestro carro de la compra es el carro de combate para cambiar a un mundo mejor», repite una y otra vez el profesor Esquinas. 

Este Seminario de Ecología Integral ha sido organizado por el Departamento de Ecología Integral de la CEE, Fundación Pablo VI, Enlázate por la Justicia (Cáritas, Cedis, Confer, Justicia y Paz, Manos Unidas y REDES), Movimiento Laudato Si’ y la Comisión Diocesana de Ecología Integral de la Archidiócesis de Madrid. Las sesión previa fue el 18 de junio 2024. La siguiente y última sesión será el 17 de septiembre 2024 bajo el lema «Agricultura de pequeña escala y la sostenibilidad» (Presencial y online).