La Diócesis de Tarazona se sumó a la consagración de Rusia y Ucrania

El pasado viernes, 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación, la Diócesis de Tarazona se sumó a la invitación del Papa Francisco para rezar por la paz y consagrar al Inmaculado Corazón de María a Ucrania y Rusia.

La S.I Catedral de Tarazona acogió la celebración a la que acudió un gran número de personas que quisieron unirse a este acto para pedir por la paz y rogar a la Virgen para que interceda por el fin de la guerra.

El acto comenzó con la lectura por parte del obispo de Tarazona de la carta del Papa en la que invitaba a todos los obispos y presbíteros del mundo a unirse a él en la oración por la paz y en la consagración y encomienda de Rusia y de Ucrania al Inmaculado Corazón de María. Después se dio paso al rezo del Santo Rosario.

Antes de la consagración, se cantó a la Virgen de Fátima, cuya imagen presidió todo el acto. El deán de la Catedral, D. Ignacio Tomás, recordó cómo la misma imagen ha estado en la puerta de la Catedral durante toda la pandemia y la ayuda que ha brindado a tanta gente durante todo este tiempo.

La consagración corrió a cargo del obispo de Tarazona, que leyó la oración del Papa para esta celebración. Al final del acto, D. Eusebio bendijo a todos los presentes y recordó la importancia de seguir siendo solidarios.