La diócesis de Tarazona celebrará una misa funeral por las víctimas de la pandemia el próximo domingo, 26 de julio, en la S.I Catedral a las 20 horas.

La eucaristía estará presidida por el obispo, Mons. Eusebio Hernández Sola, y se ofrecerá por el eterno descanso de todos los difuntos y por el consuelo y esperanza de sus familiares.

En la misa también se dará las gracias por el trabajo y el sacrificio realizado por tantas personas durante el tiempo de pandemia y se rezará de manera especial por los ancianos y las residencias de ancianos.

La fecha elegida, 26 de julio, coincide con la festividad de San Joaquín y Santa Ana, patrón de los ancianos, uno de los colectivos más afectados por la pandemia.

La diócesis se une así a la propuesta realizada por la Conferencia Episcopal Española de celebrar una Jornada por los afectados y fallecidos de la pandemia y sus familiares.

Debido a la situación en la que nos encontramos, el aforo para asistir a la eucaristia en la S.I Catedral está limitado a 75 personas.