Ayer la deportista Elfriede Fuchs apareció en los medios de comunicación por ser la participante más longeva en el Campeonato Master de Austria, celebrado en Linz el fin de semana pasado. Con 99 años continua practicando Atletismo, concrétamente el concurso de lanzamiento de peso.

La atleta de Judenburg lanzó peso consiguiendo una marca de 3,33 metros, ganó su categoría de edad, aunque únicamente ella aspiraba al título.

«Lo más importante en la vida es mantenerse en movimiento», es la respuesta de la deportista ante las cuestiones que le plantearon los medios. Su objetivo ahora es participar en el Campeonato del Mundo Master que se celebrará en Toronto (Canadá) del 20 de julio al 1 de agosto, pocos días antes de cumplir 100 años (26 de agosto) y estrenar categoría Master 100.

Es increíble, a punto de cumplir los 100 años y aún con ilusión de competir. ¿Cuál es la motivación que puede llevarle a seguir entrenando? La respuesta a que, tanto ella como miles de personas amateurs, les apetezca competir en una prueba deportiva la suelo reflexionar con mis estudiantes después de ver un bonito anuncio que publicó Nike justo antes de las Olimpiadas de Londres 2012:

«La grandeza está donde haya alguien intentando encontrarla»

Allá donde haya una persona intentando superarse, hay un deportista. No intentando ser mejor que los demás, sino mejor que sí mismo, que su versión anterior. Al plantearlo de esta forma nuestra trayectoria deportiva no tiene fin y nuestros objetivos y preparación se adaptan a nuestra vida en cada momento. Las pruebas deportivas son retos personales, objetivos, una oportunidad de superación y de generar confianza en uno mismo.

Me encantan los anuncios que las grandes marcas publicaban a inicio de la década pasada. Muchos de ellos se centraban en historias de vida de deportistas no profesionales, a través de los cuales las compañías pretendían empatizar con el público popular.

No me puedo resistir a compartir este otro anuncio de la marca Asics, espero que os inspire: