El arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez Zamora, ha destacado la labor que realizó el arzobispo emérito de Zaragoza y expresidente de la Conferencia Episcopal Española, Elías Yanes Álvarez, “un pastor fiel y prudente que quiso al pueblo de Aragón”. Así lo ha indicado en declaraciones a los medios de comunicación este domingo en el Salón del Trono del Palacio Arzobispal de la capital aragonesa, donde se ha instalado la capilla ardiente de Elías Yanes, después de que este viernes falleciese a los 90 años de edad en su residencia de Zaragoza.

Monseñor Jiménez Zamora ha incidido en que Elías Yanes era “una figura grande en la Iglesia universal, en la de España, y sobre todo en la archidiócesis de Zaragoza”. Ha recordado que fue vicepresidente de la Comisión de Conferencias Episcopales de los países de Europa, además de presidente de la Conferencia Episcopal Española durante seis años, de 1993 a 1996. Anteriormente pasó por los cargos de vicepresidente y secretario, además de presidente la Comisión Episcopal de Enseñanza.

Además, Vicente Jiménez ha agregado que “Elías Yanes tuvo un largo y fecundo pontificado”, desde 1977 al 2005: “28 años bien granados” en los que le tocó aplicar el Concilio Vaticano II, “no fácil tarea”, y convocó un gran Sínodo Diocesano que fue “el punto de partida de los planes pastorales” de los sucesivos años. De esta manera, “puso al día la diócesis de Zaragoza”. 

Por otro lado, el arzobispo ha recordado que Elías Yanes fue un hombre de “mucha lectura, de publicación de libros y de artículos”, al tiempo que era “un pastor fiel y prudente que quiso al pueblo de Aragón, a Zaragoza, a España y a la Iglesia Católica”.

Por ello, ha considerado que es “una gran perdida” para la Iglesia, “pero debemos dar gracias a Dios por el don de su vida y de su ministerio y elevar por él una ferviente oración, por este pastor bueno y solícito que se puso al frente de su pueblo”.

Cientos de personas despiden a Elías Yanes en el Palacio Arzobispal de Zaragoza